Posiblemente, en los últimos días, habrás escuchado o leído mucho sobre “La leyenda del Tiempo”. Sobretodo tras el episodio 4×03 que ha sacado la serie de RTVE “El ministerio del tiempo”, donde se homenajea a dos grandes artistas de Andalucía: El cantaor gaditano Camarón de la Isla y al gran poeta granaíno Federico García Lorca.

La leyenda del tiempo es un poema escrito por Lorca en el año 1933 y formaba parte de una de sus obras teatrales “Así que pasen 5 años”, que intentaba retratar la tragedia del ser humano presa de sus sueños y del tiempo que le encadena.

Federico García Lorca, gran exponente de la generación del 27, sigue siendo a día de hoy uno de los poetas con más sensibilidad y delicadeza. Con obras atemporales que tratan situaciones y problemáticas tangibles tan cercanas a la realidad que siguen presentes a día de hoy.

Perseguido por sus ideales y su orientación sexual, Federico fue asesinado por el régimen franquista en 1936. A día de hoy aún no se ha encontrado su cuerpo, maltratado como otros muchos contrarios a la dictadura, que fue arrojado en paradero desconocido. No obstante, su obra es patrimonio, y su legado es imborrable.

Aquí te dejo el poema para que lo disfrutes:

El sueño va sobre el tiempo

flotando como un velero.

Nadie puede abrir semillas 

en el corazón del sueño.

¡Ay, cómo canta el alba, cómo canta!

¡Qué témpanos de hielo azul levanta!

El tiempo va sobre el sueño

hundido hasta los cabellos.

Ayer y mañana comen

oscuras flores de duelo.

¡Ay, cómo canta la noche, cómo canta!

¡Qué espesura de anémonas levanta!

Sobre la misma columna,

abrazados sueño y tiempo,

cruza el gemido del niño,

la lengua rota del viejo.

¡Ay, cómo canta el alba, cómo canta!

¡Qué espesura de anémonas levanta!

Y si el sueño finge muros

en la llanura del tiempo,

el tiempo le hace creer

que nace en aquel momento.

¡Ay, cómo canta la noche, cómo canta!

¡Qué témpanos de hielo azul levanta!

“La leyenda del tiempo” Federico García Lorca. 1933.

Y ya que hablamos del tiempo…

Muchos años más tarde, Juan Monje, más conocido como Camarón, lanza en 1979 su décimo disco. Uno de sus trabajos más arriesgados, pero probablemente el más alabado. En este disco, Camarón quiere rescatar a uno de los poetas más importantes de nuestra literatura poniéndole música a su poema.

Camarón de la isla también es un artista que destaca por su sensibilidad y por su capacidad vanguardista. Era un hombre humilde y cercano, que cantaba sobre su realidad.

Por aquel entonces, muchas personas criticaron el cambio musical tan drástico argumentando que ese no es Camarón. El Cantaor, en posteriores entrevistas, explicaba que cuando él creaba un álbum, lo hacía para expresar lo que sentía sin pretender que todo el mundo lo entendiese…

Porque para entender, a veces, las personas necesitamos tiempo…

Antes lo has leído, ahora te invito a que lo escuches.