O una “tortillita liá”, que se dice mucho en Andalucía.

Y que viene a ser lo mismo. Uno, dos o, para quienes tienen más apetito, tres huevos batidos en una sartén y que, normalmente, una vez que están hechos, se dobla.

Hay personas que le añaden queso, tomate, espinacas…¡el cielo es el límite! pero la clásica es únicamente huevos. Nada más.

¿Y por qué “a la francesa”? para entender su nombre hay que viajar a Cádiz dos siglos atrás, exactamente a la guerra de la independencia española.

Cádiz, único punto de la geografía española que las tropas napoleónicas no pudieron invadir, estaba cercada por los franceses (Somos los Asteríx y Obelíx de España).

La población gaditana, empezaba a tener problemas para conseguir víveres, ya que los cultivos estaban donde los gabachos habían acampado. La comida comenzó a escasear (aunque hay que agradecer a los ingleses que, viniendo por mar, ayudaban a la población gaditana y abastecían la ciudad) pero el ingenio se avivaba y aún tenían gallinas dentro de la ciudad.

Bien es sabido que las tortillas en España se hacen con patatas, porque con pocos y baratos ingredientes come una familia. Os podéis imaginar que los campos de patatas, entre otros vegetales, estaban a las afueras de la ciudad. Exacto, donde el ejército napoleónico se situó para molestar.

Y claro, también os podéis imaginar el coraje (rabia) que la población gaditana le tenía a los franceses y a todo lo derivado de Francia… cuando en Cádiz se tuvo que empezar a cocinar sólo los huevos, los batían con un poco de sal, vertían un poco de aceite en la sartén y liaban la tortilla al ponerla en el plato. Un plato bien escaso y soso si lo comparamos con la abundancia gastronómica antes de que llegasen los franceses.

Y de la suma de la presencia francesa, culpables de la escasez de comida, unida a la aversión gaditana por todo lo francés, surgió la expresión irónica de “tortilla a la francesa”. Esa que, a día de hoy, es sólo popular en España. Pero que, después de 200 años se sigue usando en toda la península y sus islas.

Y a ti, ¿cuál te gusta más?