Hay muchas historias y leyendas sobre el origen y la geolocalización de la primera tapa.

Algunas personas hablan que la idea fue del Rey Alfonso X (que para algo le apodaron “El Sabio”) quien recomendó que, para evitar e incluso curar enfermedades,  había que beber pequeños sorbos de vino; así como para mitigar los efectos del alcohol, se debía de comer algo pequeño. El rey hizo mandar que todos los mesones sirvieran el vino así. Aunque no se llamó “Tapa”, ni se extendió como cultura en la antigua Castilla del siglo XIII.

Otras leyendas la datan en la época de los Reyes Católicos . Fernando de Aragón visitó Andalucía e hizo un alto en una taberna que estaba llena de moscas. El Rey se quejó de esos bichos molestos y pidió una jarra con tapa. El lugar era humilde y no contaban con esos vasos, así que el tabernero tapó el vaso del rey con una loncha de jamón diciendo “Aquí tiene su tapa, majestad”.

Las lenguas populares dicen que surgió en una de las visitas oficiales del Rey Alfonso XIII a la provincia Cádiz. Durante esa visita se paró a descansar en una Venta que, a día de hoy, aún existe. La venta “El ventorrillo del chato” se encontraba (y se encuentra) en la playa de Cortadura, a las afueras de la ciudad de Cádiz. Era un día de fuerte levante, el rey entró y se pidió un vino de Jerez (que para eso son la especialidad de esta tierra). En ese momento, el viento levantó la arena de la playa y entró al ventorrillo. El mesonero decidió poner sobre el vaso del Rey una lonchita de jamón. El rey Alfonso se extrañó y preguntó al mesonero el por qué de la loncha. Éste, disculpándose, dijo que lo había hecho para evitar que el catavinos real no se llenara de arena y echase a perder el vino. Así que el Rey, disfrutó de su vino y saboreó la tapa, y al terminar pidió que le sirvieran otro Jerez más “Pero con tapa!” apuntilló. De ahí surgió esa costumbre en Andalucía ya que, todas las personas que lo vieron, quisieron lo mismo y, al ser costumbre real, se extendió rápidamente por la plebe.

Seguramente existan muchas más teorías sobre el origen de la tapa. Aquí te dejo mis tres favoritas y a las que les encuentro más sentido. y tú, ¿con cuál te quedas? ¿Quieres compartir alguna más?